Tus hábitos de Internet crean tu realidad.

Cada uno de nosotros tiene una realidad diferente. Y estamos creando esa realidad y podemos moldearla de muchas maneras.
Tendemos a pensar en la realidad como algo externo y absoluto, como el sol que brilla sobre nosotros en una tarde calurosa y perezosa. Ese sol está realmente ahí, lo creamos o no, ¿verdad?
Pero como seres humanos, nuestra realidad está determinada por lo que percibimos. Entonces, una persona verá que el sol tiene un calor abrumador y opresivo, la otra lo verá como una oportunidad para un gran bronceado. Otro lo verá como una enorme máquina de cáncer. Y otro pensará que el sol es un dios enojado al que hay que temer y servir.
Todas esas personas tienen realidades muy diferentes, incluso si el sol es objetivamente el mismo para todos.
En ese sentido, cualquier cosa en la que pienses y hagas de forma regular da forma a tu realidad.
Y eso es principalmente Internet (y aplicaciones telefónicas), para mucha gente.
Si estás en sitios web que hablan de lo horrible que es el mundo y de cómo los homosexuales, los musulmanes y las feministas están haciendo que todo se vaya al diablo… entonces esa será tu realidad.
Si estás en Facebook mirando fotos de comida o fotos de vacaciones de tus amigos, eso dará forma a tu realidad. Si estás en sitios de pornografía, esa es tu realidad. Si sigues a personas en Twitter que se quejan todo el tiempo, eso afecta tu vida de manera importante.
¿Qué hábitos de Internet dan forma a tu realidad? ¿Es esa la realidad que quieres? ¿Puedes darle forma?
No tengo ninguna respuesta aquí. Solo quería influir un poco en tu realidad.

Deja un comentario